UNA JOVEN PROFESORA, CONTRA LA DESPOBLACIÓN EN YECLA DE YELTES

Yecla de Yeltes
Lara Fraile en Yecla de Yeltes | Foto cedida por ella misma

Lara Fraile, profesora de 22 años, se presentará a las elecciones municipales de Yecla de Yeltes, un pequeño pueblo de Salamanca. La candidata, que forma parte de la lista de Ciudadanos, afirma que “nuestro pueblo necesita gente joven que entre al ayuntamiento con ideas renovadas y ganas de crear nuevos proyectos; y a mí motivación no me falta”.

Una profesora novel para sostener el futuro de Yecla de Yeltes

Perdido entre el paisaje castellano-leonés, Yecla de Yeltes, situado a unos 77 kilómetros de Salamanca, es uno de esos pueblos que pertenecen a la ‘España vaciada’. Con tan solo 244 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística en 2018, afrontará las próximas elecciones municipales con un cambio respecto a la cita electoral anterior: el artículo 179 de la Ley Orgánica 5/1985 dicta que en territorios con una población inferior a 250 habitantes cada partido llevará cinco nombres en sus listas. En las celebradas el pasado 24 de mayo de 2015 pudo mantener la de siete ya que el censo recogía una una población de 276 vecinos.

Lara Fraile nació hace 22 años y, desde entonces, solo ha vivido fuera de su pueblo durante los cuatros años que cursó la carrera de Magisterio de Educación Primaria en la Universidad de Salamanca. La ya graduada profesora, que actualmente se prepara para presentarse a las oposiciones en el mes de junio, confiesa que “Yecla necesita gente joven que entre al ayuntamiento con ideas renovadas y ganas de crear nuevos proyectos; y a mí motivación no me falta”. 

Precisamente la educación es una de sus motivaciones para presentarse: “Me encantaría sacar las oposiciones y tener la posibilidad de impartir clases en algún pueblo cercano, e incluso en Yecla, para poder hacer mi vida aquí. Actualmente realizo talleres cada fin de semana a través de la Asociación Escuelas Campesinas con los niños que viven aquí y también con los de Bañobárez, que está a unos diecinueve kilómetros”.

Reconoce que “en caso de salir elegida intentaré hacer y pedir lo mejor para el pueblo a partir de lo que ahora mismo hay, porque creo que resultaría absurdo prometer algo que no sé si se existirá posibilidad de llevar a cabo, aunque tengo algunas ideas que obviamente me gustaría poder desarrollar”. Una de esas mencionadas ideas es el turismo: “Quiero que se dé más valor a nuestro diamante, que es el Castro, y al Museo de Yecla La Vieja, donde está el verraco; y tampoco quiero olvidarme del Centro de Turismo Rural y de la Asociación Cultural La Muralla, ambas trabajan muchísimo por y para el pueblo”. 

Otro de sus objetivos es “colaborar y beneficiar, en la medida de lo posible, a nuestros autónomos y empresas”. Asimismo, dedica un espacio importante a los niños y ancianos, a los que tiene presentes a la hora de crear actividades culturales específicamente para ellos y así ofrecer una alternativa familiar de ocio dentro de la propia Yecla de Yeltes.

Siguiendo los temas que la joven candidata ha marcado en su agenda, aparece la lucha contra la despoblación, una enfermedad crónica que padece este municipio desde hace décadas: “Es necesario dar ayudas y ofertas de trabajo a los jóvenes para que puedan vivir aquí y para ello es imprescindible una buena red de transporte y la oferta de óptimas condiciones de vida, entre las que están el precio de las viviendas, las actividades de ocio y entretenimiento, el uso de subvenciones estatales para construir instalaciones, la promoción de la cultura y la ayuda a los habitantes que tengan empresas en nuestro pueblo”. Y añade que: “Tenemos que explotar nuestros recursos culturales e históricos y también dar impulso a negocios como bares, supermercados o panaderías para no caer en una inactividad que nos obligue a desplazarnos a otros lugares para subsanar las necesidades cotidianas del día a día”. 

Por último, Fraile señala como fuente principal de empleo tanto en Yecla como en los pueblos cercanos “la ganadería, así que debemos conseguir una colaboración con ellos y también con las empresas constructoras con las que contamos aquí para crear nuevas instalaciones”.

Actualmente, la población de Yecla de Yeltes está constituida por 129 hombres y 115 mujeres: el 54,5% tienen una edad comprendida entre 16 y 44 años; un 38,5% son mayores de 65; y el 7% restante, menores de 16 años. Cuando ella nació, en octubre de 1996, el municipio contaba con un censo de 385 habitantes. 

Desde hace décadas, la pérdida de yeclenses es continua, constante, habitual… Una firme condena a abandonar su casa en busca de oportunidades, especialmente laborales, que allí o en sus alrededores no existen.

El próximo 26 de mayo se conocerán los nombres que darán un paso al frente para intentar eliminar a este histórico pueblo de la lista de los municipios con riesgo de desaparición. Y el de Lara Fraile puede ser una de ellos.

Yecla ‘La Vieja’, un pueblo con siglos de historia

Bañada por el río Huebra y por el Yeltes, este punto de la actual Castilla y León marca su origen en la Segunda Edad del Hierro (siglo V a.C.) con la presencia de los vetones. Los celtas y los romanos también dejaron su huella en siglos posteriores.

La presencia de estos pueblos está representada por numerosos hallazgos, como los grabados rupestres o el verraco, una escultura zoomorfa que normalmente representaba la figura de un cerdo o jabalí. Precisamente, una de las pinturas más conocidas es la llamada ‘Los siete infantes de Lara’. Existen también signos de invasión germánica, como el esqueleto de un niño localizado en una puerta tapiada que se ha datado en el Siglo V d.C. Y también se conoce la presencia de los visigodos en ‘Ecla’ entre el Siglo VI y VII. 

Este castro, sobre el que historiadores como José Ignacio Martín o Ricardo Martín Valls se unen en el uso de la denominación de ‘El Lugar Viejo’, estuvo ocupado hasta el Siglo XII, cuando el rey Fernando II de León decidió donar la villa al Arzobispo de Santiago de Compostela. Adoptó su actual nombre a partir el siglo XV y no fue hasta la conocida división territorial de España de 1833, medida promovida por la regente María Cristina y el ministro Javier de Burgos, cuando volvió a pertenecer a la Región Leonesa, que entonces aunaba Salamanca, León y Zamora. 

La Gaceta de Madrid (anterior al actual BOE) publicó un Real Decreto firmado por Alfonso XIII el 2 de julio 1916. Con su aprobación, muchas localidades debían cambiar su nombre, entre las que estaba Yecla: “Vengo en aprobar la reforma propuesta por la Real Sociedad Geográfica, cambiando de denominación á los 573 Ayuntamientos de España en aquélla comprendido, los cuales, en lo sucesivo, se designarán con los nombres que especifica la siguiente relación, que se Insertará en la Gaceta de Madrid, Boletines Oficiales de las provincias y publicaciones oficiales de los Departamentos ministeriales. Dado en Palacio á veintisiete de Junio de mil novecientos dieciséis (…) Yecla, partido de Vitigudino, se llamará Yecla de Yeltes”.  [Texto original].

Desde siglos anteriores a la existencia de Cristo, Yecla de Yeltes ya formaba parte del mapa de la hoy llamada España… Actualmente, lucha por permanecer en él con los latidos de su gente y no como pueblo o villa ‘fantasma’.

More from Paula Martín

ASTURIAS CONQUISTA EL FREESTYLE

Oviedo. Sala Estilo. Alrededor de las 16’30h de la tarde ya se...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *