SEIS NACIONES: GALES, MERECIDO CAMPEÓN

Seis Naciones 2019

El rugby del Hemisferio Norte acudió a su cita anual: el VI Naciones. Irlanda ostentaba la etiqueta de favorita e Italia sufría la previa condena de la más que probable ‘cuchara de madera’ [equipo que no puntúa y/o queda último en la clasificación]. Pero Gales abandonó el guión inicial y, con una auténtica oda a la defensa, se llevó el título.

Se atisbaba la presencia del Mundial de Japón en el horizonte. Las selecciones se mostraron cautelosas y esto se trasladó al juego. En algunos casos, como el de Escocia, la propuesta resultó bastante pobre… Pese a ganar la Calcutta Cup [trofeo disputado durante el VI Naciones entre Escocia e Inglaterra] quedó en penúltimo lugar. De hecho, los de Townsend perdían 31-0 al descanso en ese último enfrentamiento. En el segundo tiempo protagonizaron una hazaña: ninguno de ellos había conseguido antes remontar un resultado tan abultado en los 138 años de historia de este deporte… Y Escocia lo hizo.

Francia continuó con su particular debacle. Se vieron (escasos) minutos de esperanza, pero la ausencia de una apuesta firme que se fundamente en algo más que en la alineación más pesada del campeonato [962 kg aproximadamente] les condenó. Sin embargo, dos victorias [ante Escocia e Italia] y dos bonus le dieron el cuarto lugar.

Italia suma nueve ‘cucharas de madera’, cuatro consecutivas, desde que debutó en el año 2000 en esta competición. Eso sí, mientras Francia no sale de su peligroso bucle, los italianos van puliendo errores y mejorando sus apariciones. Han apostado por una carrera de fondo y el matiz se percibía en el transcurso de los partidos. Una muestra es que en el top-3 de los máximos anotadores está Tommaso Allan, en tercer lugar, con 34 puntos. La meta, eso sí, se mantiene lejos.

Irlanda, pese a su condición de vigente campeona hasta el pasado 16 de marzo, se conformó con el bronce. Y probablemente este sea su particular resumen del Seis Naciones: el conformismo. Pisaron el césped con el pie izquierdo en la primera jornada [cayó derrotada ante Inglaterra] y marcó su devenir. Solo Francia e Italia sumaron menos puntos que los de Schmidt.

Inglaterra convirtió su rosa en espinas para los rivales. Soñó hasta el último minuto con el título, pero cuando se confirmó la victoria de Gales [por los tres puntos de bonus tras ganar el Grand Slam], despertó. Se había abrazado especialmente a los golpeos de Farrell, el máximo anotador de esta edición con 59 puntos, pero no fue suficiente a pesar de ser la selección con mejores datos ofensivos [184 puntos].

Gales sumó cinco victorias y un bonus, el de Grand Slam [ganar todos los partidos]. Hizo diez ensayos y recibió siete. Con el placaje por bandera y una defensa voraz que asumió su rol protagonista, se hizo con el título ante 80.000 espectadores. Gatland se lleva consigo cuatro VI Naciones [2008, 2012, 2013 y 2019] y un triplete de Grand Slam [2008, 2012 y 2019]. Después de once años al frente de los dragones dejará el puesto tras el Mundial. «Estoy orgulloso de los jugadores, que han jugado así por ellos, por sus familias y por Gales» dijo.

En la próxima edición, el Guiness Six Nations tendrá caras nuevas en los banquillos y probablemente sobre el césped también. De momento, Gales y Gatland se van con el oval ganador.

More from Paula Martín

Cantera frente a cartera, por: Luis Santiago

El cuarto “invitado” es el ex seleccionador gallego sub-18: Luis Santiago. Nos habla de la importancia...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *