RETALES DE VERANO: FERNANDO TORRES

Fernando Torres
Salamanca, verano de 2019:


Fernando Torres se ha retirado. ‘El Niño’ ha crecido, ha ganado y también ha perdido, ha aprendido y ha trazado con sus huellas el camino que todo canterano colchonero debe seguir –Saúl Ñíguez puede confirmarlo–. Pero también se ha comprometido con causas que, especialmente a algunos por la parte personal que nos toca, nos han emocionado.

Debutó con la presión de tomar las riendas de un Atleti que vivía un momento de vida o muerte, se convirtió en el emblema del club y, por suerte o por desgracia, su marcha al Liverpool insufló oxígeno económico al club rojiblanco. En Liverpool se ganó a Anfield a base de tardes memorables con el ‘9’ a la espalda. Y en el Chelsea, con menos fortuna y el periplo en el Milan mediante, también vivió buenos momentos que formarán parte siempre de su trayectoria. Regresó al Atleti y disfrutó la experiencia como si fuera un debutante, al mismo tiempo que se encargaba de recordar en cada aparición pública los valores que siempre había llevado por bandera el club que jugaba a la orilla del Manzanares. Y puso fin a su carrera en China [Sagan Tosu]: una sola temporada fue suficiente. Torres había llegado a la última planta de su carrera y lo sabía. Dejó el fútbol rodeado de amigos: se enfrentó al Vissel Kobe de Iniesta y Villa, dos de sus mejores compañeros de fatigas y triunfos en la Selección Española.

Precisamente con el ‘9’ en la espalda y el escudo de la Selección en el pecho, la celebración del ‘arquero’ hizo acto de presencia en muchas tardes de gloria que ‘La Roja’ vivió. Encontró en Luis Aragonés el mejor aliado para celebrarlas, un ‘abuelo’ que ejercía de toda la saga familiar al completo con él.

Fernando Torres ha fabricado muchos retales de verano en forma de celebraciones. Siempre sumó en los vestuarios: fue (buen) compañero; un gran alumno de los técnicos; y el mejor aliado para los que llegaban de las categorías inferiores. Y también fue el primer en mojarse con agua helada por los enfermos de ELA, como su amigo Carlos Matallanas, una causa que anhelaba rostros conocidos para situarla en el mapa de las enfermedades. Encontró en él un buen embajador para la lucha.

‘El Niño’ se ha retirado. Y la última flecha que lanzó su arquero fue directa al corazón de los que un día le vimos jugar.

Más #RetalesDeVerano:

More from Paula Martín

Érase un obrero del fútbol

*Gracias a Andrea Fernández por regalarnos esta foto para ilustrar el artículo....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *