LAS CINCO PARADAS DE MI JORNADA

El área de Paula

El menú del fin de semana fue simple: rugby y fútbol. A priori parecía que ambos ‘maridarían’ bien: All Blacks-Springboks, Barça-Atleti femenino, Liga de Primera y Segunda División… pero el sabor terminó siendo agridulce, excesivamente descafeinado y, en varios momentos, aburrido. Suele pasar cuando comemos con los ojos, que el paladar se rebela y nos recuerda que la verdadera importancia reside en el sabor y no en la ‘pinta’.

· Rugby de buena mañana. Hace unos días empezó el Mundial de Rugby, que se celebra en Japón. El sábado se jugó el partido entre Nueva Zelanda y Sudáfrica. Se preveía la victoria de los All Blacks, como así fue (23-13), pero también una mayor resistencia por parte de los Springboks, que fueron de más a menos. Lo más triste de este partido, al menos para mí, se vivió antes de que el árbitro señalase el inicio: cuando la tradicional haka se vio ensombrecida por los gritos de la grada. Pese a ello, una se emociona igual ante ese grito de guerra.

· Un Barça-Atleti que se jugó también en las Redes Sociales. Con los conflictos televisivos de por medio, las máximas perjudicadas en esta batalla están siendo las jugadoras de la Liga Iberdrola: se les había prometido emitir los partidos pero cada jornada se encuentran con problemas. La reacción ante la negativa de ofrecer el partido en abierto fue pedir dicha emisión a través de un hashtag en Twitter. Finalmente, el Barça, pese a la prohibición judicial, emitió el partido a través de su canal de televisión  y su página web. Vencieron con contundencia las culés (6-1) a pesar de que Amanda adelantó a las suyas en los primeros instantes del encuentro.

· En Can Barça solo queda el nombre de su identidad. El Granada venció por méritos propios a un Barça que en ningún momento pareció estar en Los Cármenes –apenas tiraron a puerta–. Errores individuales y pérdida colectiva en el terreno de juego y en el propio banquillo. Un equipo sin ideas se convierte en presa fácil para cualquier rival. Y ese es el Barça actualmente.

· El rival también juega. El Sporting de Gijón salió al encuentro del Racing con ganas de jugar (mejor que jornadas atrás) al fútbol. Los primeros 45 minutos le salió bien, pero en la segunda parte los de Iván Ania se mostraron más activos y empataron. La idea inicial de José Alberto López denotó que ese es el camino a seguir para que lleguen los (buenos) resultados. Y aunque es cierto que el Sporting bajó el rendimiento, especialmente en los últimos veinte minutos, también lo es que el Racing mejoró en el segundo tiempo. Un partido lo juegan dos y a veces se decide por detalles.

· La pizarra del Sevilla-Real Madrid. Ayer, el Real Madrid superó con claridad al Sevilla, que en las jornadas anteriores había sido el equipo ejemplar. No fue suficiente para los de Lopetegui la omnipresencia de Jesús Navas y la chispa que aportó Óliver Torres cuando entró al verde. De hecho, Courtois no tuvo trabajo. Los de Zidane estudiaron al equipo del Pizjuán y jugaron a lo mismo: una presión muy alta cuando el rival tenía el balón. Y lo aprovecharon para conseguir el único gol del encuentro, que valió tres puntos y un liderato compartido con el Athletic de Bilbao –líder por golaverage–.

More from Paula Martín

Claves psicológicas de una temporada inolvidable, por: Silvia Mª Bartolomé

Inauguramos la sección “El invitado” con la psicóloga deportiva Silvia María Bartolomé....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *