ELECCIONES EN SUDÁFRICA: UN RETO PARA EL CNA

Cyril Ramaphosa
Cyril Ramaphosa | © GCIS [Gobierno de Sudáfrica]

El próximo 8 de mayo se celebrarán las elecciones en Sudáfrica. Desde 1994, cuando Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente de raza negra en Sudáfrica, ha gobernado el Congreso Nacional Africano [CNA] y, según las encuestas, seguirá en el gobierno.

Unas elecciones presidenciales diferentes

Cyril Ramaphosa, presidente de Sudáfrica desde febrero de 2018, afronta la cita electoral con incertidumbre y positividad al mismo tiempo según el diario sudafricano Eyewitness News: “Vamos a entrar en una elección y no sé cuál será el resultado; pero, ¿saben qué? Voy a las elecciones con mucha confianza, con mucha fuerza y ​​con una mente muy positiva, sabiendo que voy a salir victorioso”. Las encuestas le avalan, aunque con la ausencia de apoyos anteriores. De hecho, el CNA perdió el poder en ciudades tan importantes como Johannesburgo en las elecciones municipales de 2016.

Esa incertidumbre de Ramaphosa radica, probablemente, en la desconfianza extendida entre sus votantes después de los escándalos de corrupción que ha protagonizado Jacob Zuma, presidente de Sudáfrica entre 2009 y 2018, cuando le obligaron a dimitir.

Los sondeos realizados dejan entrever que, pese a que el CNA volverá a salir elegido, un número importante de seguidores ha perdido fe en el que, hace 25 años, fue el partido de Nelson Mandela. Una de esas encuestas la publicó a finales de abril el Instituto Sudafricano de Relaciones Raciales [IRR, por sus siglas en inglés]:

  • CNA: 49,9% [en caso de una participación del 100%, que se descarta] | 51% [con una participación del 71,9%]
  • AD: 21,3% | 24%
  • EFF: 14,9% | 14%

Por su parte, la consultora IPSOS hacía pública una encuesta propia, en el mismo mes, de cara a los comicios:

  • CNA: 56,92% [100% de participación] | 61% [71% de participación]
  • AD: 15,23% | 19%
  • EFF: 9,45% | 11%

Sin embargo, Dawie Scholtz, consultor sudafricano especializado en política, publicó su propuesta “basada en la participación y en el patrón histórico de voto” en su perfil de Twitter y en el portal noticiero News24:

  • CNA: 55-60%
  • AD: 20-25%
  • EFF: 9-12%

Hoy, a cerca de 72 horas de las elecciones, el Instituto Sudafricano de Relaciones Raciales ha publicado un nuevo sondeo realizado entre el 27 de abril y el 4 de mayo en el que menciona que “el CNA podría obtener menos del 55%, dependiendo de los últimos cuatro días, la participación y el margen de error”. Y, entre otras cosas, también señala que EFF, el partido de izquierda, “ha aumentado significativamente respecto a 2014 y esto establecerá una dinámica interesante entre ellos y el CNA durante los próximos cinco años”.

El próximo miércoles, el pueblo sudafricano decidirá quién se queda o llega al gobierno durante los próximos cinco años con el recuerdo del legado de Nelson Mandela cada vez más difuso.

Sudáfrica, en datos

Uno de los principales problemas de la Sudáfrica actual es la tasa de desempleo: un 27,1% de su población. Entre los años 2001 y 2018 el número de parados se incrementó de seis a 9,6 millones según el economista Mike Schussler, que lo mostró en la presentación del Informe de Empleo Sudafricano el pasado mes de septiembre. Asimismo, una encuesta realizada por el IRR revela que la pobreza sudafricana se hace especialmente patente en el 20% de hogares de personas de raza negra y en un 2,9% de raza blanca.

En cuanto al crecimiento económico: se cifró en un 5,6% desde 1994 a 2006. Sin embargo, con la llegada de la crisis en 2008 se estancó. En 2018 se ha contabilizado en un 0,8% pese a la recesión sufrida en el primer semestre del año.

Y uno de los avances más recientes de Sudáfrica es el primer salario mínimo de su historia: se anunció en febrero de 2017, se aprobó a finales de 2018 y entró en vigor el 1 de enero de 2019. Este se fijó en 20 rands/hora (1,23€) o 3.500 rands al mes que, con el valor actual del euro, suponen 215,62€ mensuales. Pese a que Ramaphosa afirmó que “es un progreso histórico para los trabajadores sudafricanos, que han sido explotados durante generaciones”, dejó exentas de su aplicación a aquellas empresas con problemas económicos que no puedan asumirlo. De hecho, la ley, que se aprobó por un solo voto de diferencia, no recibió el beneplácito de Alianza Democrática [centro-derecha], pues consideraron que su implantación supondría una mayor pérdida de empleos.

La educación en Sudáfrica, un sistema reconocido por su baja calidad, refuerza el recuerdo del Apartheid. Según UNICEF, el 87% de los niños acuden a la escuela primaria y un 70% a la Secundaria. Sin embargo, los que pertenecen a ese 13% o 20% restante son los niños que, generalmente de raza negra, viven en situación de extrema pobreza. Sudáfrica destinó cerca de 19 millones de euros a la educación en 2017. En España, ese mismo año, se dedicaron más de 49 millones y medio.

Estos datos, sumados al descontento por los ya mencionados casos de corrupción protagonizados por Jacob Zuma, provocan una pérdida de popularidad entre sus votantes.

Fuentes: Gobierno de Sudáfrica, IRR, IPSOS, Dawie Scholtz, Eyewitness News, ICEX, Expansión, Banco Mundial, UNICEF
More from Paula Martín

Érase un obrero del fútbol

*Gracias a Andrea Fernández por regalarnos esta foto para ilustrar el artículo....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *