CENA EN EL MOLINÓN

SPORTING DE GIJÓN

No sé cómo ni porqué, pero en Gijón se respira un aire distinto, se aprecia una luz más especial y se activa un ambiente cautivador cuando el Sporting cita a sus fieles. Da igual el día y tampoco importa la hora… incluso diría que ni el lugar, porque los campos de España ya son una visita obligada más para la Mareona. Ahora bien, si un viernes a las 21 horas de la noche tienes que estar en casa porque, seamos realistas, como en casa no se cena en ningún sitio, que esta sea El Molinón. ¿Acaso existe algún hogar mejor? Parecía que la semana de partido al cubo iba a acabar bien con un gol(azo) de Carlos Carmona de esos que te quitan el hipo, te abren la boca y te llevan automáticamente las manos a la cabeza. Pero el encuentro quedó en tablas, aunque el equipo de Herrera firmó uno de los mejores partidos de la temporada pese a los despistes en los últimos minutos. Siete puntos de nueve posibles en una semana. Así los firmaron las 21.206 almas presentes el viernes. No pretendan entender nuestra locura si no comparten nuestra pasión. Y, ríanse, pero más de uno cuando nos preguntan “¿qué locura has hecho por amor?”, sonreímos, pues el Sporting siempre está presente. Disculpen, pero no conozco amor más cuerdo y fiel que este. Uno capaz de revivir laureles, dibujar sonrisas, secar lágrimas y que se transmite de generación en generación.

SPORTING DE GIJÓN

SPORTING DE GIJÓN

Written By
More from Paula Martín

EL DON DE MÉNDEZ

Buceando en las acepciones de ‘don’ en la RAE se encuentra la...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *