CAMINA, SPORTING

1. Autocrítica

Cuando algo no funciona es probable que sean múltiples factores los que influyen, pero la raíz de un posible renacimiento se produce cuando hacemos incidir la autocrítica sobre uno mismo como si se tratase del sol. ¿Acaso no deberíamos considerarla luz? Sí, la luz que te guiará para saber qué camino escoger. Eso sí, ha de ser sincera y no un conjunto de palabras que exponer a aquel que está esperando de mí lo que no estoy dando.

Rubén Baraja

2. Esfuerzo

El éxito radica en intentarlo. Ayer, precisamente, veía un vídeo en el que una niña intentaba saltar desde el suelo a una silla para poder elevarse. Se cayó más de diez veces, estuvo a punto de desistir y, en ese momento, su padre le dio una palmada en la espalda y le dijo que volviera a hacerlo. Lo hizo, volvió a caer otras  tantas veces… pero lo consiguió. ¿Sorprendente? No, simplemente no cesó en el intento y cuando la fuerza mental escaseó, apareció una fuerza externa que le llenó de energía para cumplir su objetivo. Y lo hizo.

3. Apoyo

Aplaude incluso cuando sepas que alguien está errando. Pero hazle ver, entre palmada y palmada, que si escucha a quien está ahí para sacar la cara por él, todo irá mejor. A veces nos encerramos en uno mismo creyendo que es la mejor coraza para ser impermeable ante al diluvio que está cayendo ahí fuera. Y nada más lejos de la realidad. En una fe colectiva está el éxito.

4. Dios

Reza si lo necesitas. “¿A qué Dios? ¡Soy ateo!” quizá respondas. Siempre hay alguien al que, al mirar hacia el cielo, sentimos. Puede ser ese familiar que se fue hace un tiempo; Quini, Alejo o Preciado… Quien sea. Pero pedir ayuda, aunque sea infusa, reconforta.

5. Son–risas

Sonríe. Hazlo pese a todo y frente a la gran inmensidad. No estás cometiendo un pecado, estás disfrutando del momento. Reír jamás es malo. Es más, probablemente se convierta en la dosis de energía que necesitas para superar un mal momento personal; una lesión o simplemente para sobrellevar la situación a la que te estás enfrentando.

6. Movimiento

Baila. Siéntete primer bailarín del Royal Ballet de Londres. Ponte en puntas y cree que ese grand jete –movimiento de Ballet– será el primer paso hacia tu objetivo: brillar ante el público que ansía ponerse en pie para ofrecer su ovación correspondiente. Cualquier (bello) movimiento sumará siempre.

7. Líder.

Encuentra a esa persona a la que seguir porque, pase lo que pase, siempre ofrecerá una respuesta. Unas veces saldrá mejor y otras peor, pero sentir unas alas bajo las que cobijarse y con las que disfrutar volando siempre será motivo positivo para un equipo.

8. Libertad

No tengas miedo a salir al ruedo. Siéntete preparado para bailar con la más fea, escuchar murmullos y mil ojos mirándote. Pero jamás mires atrás. Ya lo has hecho antes. Dicen que no hay mal que dure cien años y uno debe estar preparado para enfrentarse a la tormenta; bailar bajo la lluvia y disfrutar del sol.

9. Confianza

Atrévete a desafiar a quien te cuestiona. Guiña tu ojo derecho al  que pretende que te rindas. Y sal ahí. Dicen que siempre ríe mejor el que lo hace el último… Ahora toca bañarse en lágrimas, pero cuando saques la cabeza para librarte de este ahogo sentirás que la vida ha empezado de nuevo.

10. Equipo

Cuando vengan mal dadas, únete a ellos. Son tu familia. Y juntos siempre seréis más fuertes. Escucha, pon en práctica, actúa. Un equipo unido puede ser vencido, pero jamás abatido.

Written By
More from Paula Martín

TEMPORADA 2015-2016

ACTUALIDAD ROJIBLANCA: .- Sí, yo también rezo para que este Sporting se...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *