UN MAPA DE PRIMERA

Sporting de Gijón

Sean ustedes bienvenidos a la cuarta temporada de La magia del Brujo. Hemos vivido una permanencia, un descenso y un ascenso fallido a la espera del desenlace de esta temporada que aun no ha comenzado. Pero hoy el primer equipo vuelve a la rutina… y nosotros también. Eso sí, el mapa de la temporada ya está dibujado. Estos serán los puntos geográficos en los que el Sporting tendrá que luchar –de nuevo– por el ascenso a Primera División:

Segunda División

Se ha (des)dibujado una Segunda División con colores de Primera: Sporting de Gijón, Deportivo de la Coruña, Málaga, Osasuna, Zaragoza… Pero es más que obvio que, pese a ello, no es comparable a jugar en la categoría de oro… independientemente de lo que se intente vender después de haber padecido el enésimo fracaso deportivo y extradeportivo en Gijón.

Y hablando de fracasos… Me viene a la cabeza un tifo que se desplegó hace unos años en el Camp Nou: “La Masia no se toca”. Curiosamente, el club catalán ha firmado sus mejores gestas con un papel protagonista de su cantera, pero ya suman varios años en los que hacen caso omiso a sus pupilos. Y pese a que hay una distancia casi extraterrestre entre el Barça y el Sporting, ambos me resultan útiles para elaborar una analogía.

El Sporting, club –dicen– de cantera, también ha celebrado sus mejores hitos con canteranos en el once. Y ya son varias las temporadas también en las que se desprecia a la escuela de Mareo para traer decenas de fichajes foráneos. Eso sí, esta temporada varios jugadores provenientes del filial subirán al primer equipo –ya descubriremos el número de oportunidades de las que disponen– en un intento, parece, de ilusionar y enganchar a una afición que se aleja cada vez más de su equipo. Así se ha reflejado las dos últimas temporadas en El Molinón, salvo en contadas ocasiones en las que tiraban ‘de carrete’ para subirse a un carro que hace varias temporadas –y fichajes– que descarriló.

No me malinterpreten: no me opongo en absoluto a la ardua tarea –o eso parece– de hacer (buenos) fichajes. Es evidente que un club jamás se puede sostener única y exclusivamente en la cantera, pero sí ha de ser su pilar fundamental y conseguir que los que vengan sumen. El ejemplo más claro y reciente fue el –maravilloso– ‘Sporting de Los Guajes’. Tan lejos y a la vez tan cerca… porque recuerdo las dos últimas temporadas de los hombres de José Alberto López y aun se me pone la piel de gallina. Una oportunidad de oro, otra más, de revivir unos laureles que permitirían seguir hacia delante…

Enciendan las luces. Carguen las pilas. Prepárense para sufrir. Y recuerden que aunque llueva siempre vuelve a salir el sol, pese a que cada vez lo hace con menos fuerza. Despegamos, probablemente, hacia otro crecimiento… con retorno.

Written By
More from Paula Martín

NÁSTIC-SPORTING

Los XI apuntes: Carmona es incansable e insaciable. No descansa ni un...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *