SERGIO, UN GENEROSO TALENTO

SERGIO ÁLVAREZ

Cuando lo fácil es coger la puerta e irse para crecer en todos los aspectos. Cuando lo fácil es darse por vencido. Cuando lo fácil es creer en no creer. Cuando lo fácil es dejar el Sporting, Sergio renueva hasta 2021. Y lo hace sin saber el destino del club: Primera o Segunda… No le importa, su teléfono, ansiado por muchos, solo recibe llamadas del club de su corazón. Y es que el amor de Sergio Álvarez por el Sporting se mantiene en tiempos del cólera.

El avilesino quiere seguir creciendo en el Sporting “para ofrecer su fuerza y su fútbol”. Con ello consigue hacer soñar a los fieles sportinguistas. En su generoso gesto está implícito su sportinguismo. Y a pesar de que ya hace tiempo que tomó la alternativa, Sergio sigue confirmándose como el faro que todos usan para guiarse.

Esta (inesperada) renovación bien podría considerarse una llamada al optimismo o un compromiso de fidelidad si el final no es feliz, también es una invitación a la reflexión y una reclamación de fe para el equipo. Sabe bien quiénes serán sus escuderos en el enésimo intento de salvar este barco a la deriva, al mismo tiempo que, con su gesto, decide buscar pasajeros en tierra. Este barco ha de ser comandado por él mismo, porque ha conseguido algo que se ha demostrado imprescindible para el Sporting: imprimir en el fútbol el carácter minero de la vida. Con ese late motiv, el viaje se hace más apacible.

Hay quien decide tatuarse una fecha, una figura o un nombre para recordarlo… otros han decidido tatuarse en el corazón el sentimiento que da sentido a su vida. Es por ello que Sergio sigue en Gijón, por ello quiere crecer “con el Sporting de la mano”, por ello quiere “seguir disfrutando de la élite con el Sporting” y por ello quiere “ofrecer fuerza y su fútbol”. Porque el sentimiento de Sergio mueve montañas, obra milagros y provoca sensaciones oníricas cuando roza el balón con la zamarra del Sporting. Se puede explicar su historia, la del Sporting, pero la de ambos juntos solo se puede disfrutar… y ver. Las mejores cosas nunca encuentran una buena explicación, solo se palpan, solo se viven. Si hay que levantarse o caer, elegiré siempre hacerlo con gente como él al lado, porque sabes que mañana volverá a salir el sol.

Hay quien ve en el Sporting un puente para llegar a su particular meta marcada y otros ven al propio Sporting como meta. El segundo es Sergio Álvarez Díaz, natural de Avilés… naturalmente del Real Sporting de Gijón desde que nació. Uno de los pocos valientes que ha decidido entregar su talento al club de su corazón.

Written By
More from Paula Martín

Ganar, ganar… y volver a ganar

Ha llegado el momento. Sí. Es ahora. Está sonando… ¡Hay que levantarse!...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *