JORGE MERÉ, UN KÁISER EN GIJÓN

JORGE MERÉ

Es difícil personificar todos los (antiguos) valores de una institución en una sola persona, pero él lo ha hecho. Es difícil aunar un talento descomunal que dé frutos colectivos desde los 17 años, pero él lo ha hecho. Es difícil que todos los grandes equipos sueñen con tenerte en sus filas con apenas 19 años, a no ser que no dispongas de un nombre acabado en ‘-inho’, pero él lo ha conseguido. Y es que llegados a este punto, parece imposible que mejore lo ya mencionado, pero él lo ha hecho. Con ustedes: Jorge Meré, el káiser del Sporting de Gijón.

Su apabullante madurez tanto dentro del terreno de juego como fuera deja atónito a cualquier que le vea y le escuche. Apunto de soplar las veinte velas (el 17 de abril), Meré hace y deshace a su gusto, antojo y criterio en la zaga del Sporting, por fortuna para el equipo. Goza de unos reflejos envidiables; sabe sin ni siquiera pensarlo dónde tiene que estar en cada jugada, bien podría considerarse un don; ordena con criterio a sus compañeros zagueros, pues tiene una visión de juego codiciada por muchos, pero al alcance de muy pocos; admira a los que tiene al lado y se lo hace saber; fraguó hace años una admirable lealtad al Sporting; no se esconde en las ‘duras’ e incluso evita aparecer en las ‘maduras’, porque él siempre elige dar la cara pese a correr el riesgo de que se la partan; huye de un protagonismo que se ha ganado a golpe de balón; imprime cada partido un compromiso con su equipo que otros deberían copiar; siente al Sporting como el que más, pues llora con sus derrotas y disfruta de sus victorias… Y, además de todo ello: tiene un sentido de la autocrítica que pocos muestran, incluso se fustiga con excesiva dureza. Debe entender que, desde que debutó ya no se entiende un Sporting sin Meré. Y que, desde entonces también, cada mercado de fichajes el sportinguista sufre, pues sabe que los ‘grandes’ están a su acecho y que más pronto que tarde puede que eche a volar…  El seguidor rojiblanco asume que cada día que Meré sigue en Mareo es una bendición para el Sporting.

Existen pocos casos como el suyo. No es sencillo dar un aspecto tan sumamente consolidado de veteranía sobre el terreno de juego sin haber llegado ni a los veinte. Es un don. Y él, uno de los ‘elegidos’ para ser recordado en la historia del Sporting y del fútbol español, porque jugadores como él, aparecen una vez cada muchos años. Es un pequeño gran hombre, un espectacular y veterano futbolista en el cuerpo de un ‘guaje’. Cualquiera que le ve, se enamora, sin importar cuáles sean los colores por los que su corazón late. Esa es su grandeza. Además, Jorge Meré representa un inconformismo ante el aprendizaje que le hace seguir creciendo a un ritmo inalcanzable para el resto. Su fecha de nacimiento solo nos invita al optimismo: nos quedan muchos años de ver cómo brilla por los campos de España… y del mundo. Y es que se ha confirmado como una delicia para los sentidos.

Tags from the story
,
Written By
More from Paula Martín

CARTA A QUINI

Querido Enrique, Te escribo esta carta aun a sabiendas de que esto...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *