CASES, TÚ ERES EL SPORTING

NACHO CASES

Gracias por estos 22 años. Gracias por tu dedicación, talento, entrega, pasión y amor por el Sporting. Pero también por tu paciencia cuando lo fácil era no tenerla.

Gracias por ser el espejo en el que mirarse tanto dentro como fuera del campo. Un capitán debe, precisamente, cumplir estos requisitos. Has sido la muleta, el hombro y el testimonio en el que se apoyaban todos aquellos que aterrizaban en el vestuario. Y el ejemplo a seguir de los ‘guajes’ que, como tú, se forman en Mareo. Puedes sentirte orgulloso, porque has dejado las migas y las huellas necesarias por el camino para que los que vengan después de ti, no se pierdan.

Gracias por haber llevado siempre, causalmente -que no casualmente-, la brújula en la mochila para que el equipo intentara perderse lo menos posible, aunque la orientación no dependiera de ti.

Gracias por ser el mejor embajador que el equipo puede tener. No solo porque allá por donde vas lo llevas contigo, que también, sino porque ejemplificas los valores que el auténtico sportinguista ha de tener.

Gracias por tus pases memorables. Por la pausa cuando las turbulencias acechaban. Por ser el mesías de Preciado sobre el verde y también las enseñanzas de Vidales.

Gracias por entender que el fútbol es un juego, pero, el Sporting, un sentimiento. Y por llevar este mensaje al vestuario.

Gracias por tu generosidad. Pudiste revolverte contra las decisiones que iban en tu contra y siempre elegiste mirar por el bien colectivo, mantener la tranquilidad en el grupo y darles aliento tanto en el campo, como en el banquillo o incluso desde la grada.

Gracias por esos detalles que marcan diferencias. No es casualidad que seas el favorito de los más pequeños… Tú te convertías en uno más cuando te unías a ellos, balón mediante, en la pista de Mareo. Estos gestos suponen recuerdos imborrables para esos niños que sueñan con ser como tú.

En tus lágrimas estamos absolutamente todos los que portamos el escudo del Real Sporting de Gijón en el corazón. Xixón no se olvidará de ti, porque da igual el tiempo que pase entre visita y visita, que la casa siempre pertenecerá al mismo dueño dueño. Nos vemos pronto. Y suerte, aunque esperar la suerte es para los mediocres, tú la fabricas, la vas a buscar y la repartes.

Por esto y mucho más, hay futbolistas de Primera y luego está ‘Nachín’ Cases. Uno di noi. Con el Sporting por bandera y la mochila en la espalda, vencerás por los campos del mundo.

Te queremos, te adoramos.

Written By
More from Paula Martín

Quini ye Dios

Hablemos de don Enrique Castro… Gran persona e impresionante futbolista. O viceversa....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *