CARMONA, EL REY DE LA BARAJA

CARLOS CARMONA
Foto: Liga 123

Dicen que el próximo 21 de diciembre llega el invierno… aunque con el guante que Carlos Carmona guarda en la diestra, el Sporting encontrará un cobijo seguro en el que pueda ser, estar y (a)parecer.

Derrochó pulmón, echó el corazón por la boca e hizo que los que ya hilvanaban herejes sobre el #Carmonismo recuperaran la fe. Con el diez a la espalda, Carmona es más líder, más creyente y más profeta. Y la predicción que debía interpretar era muy simple: cuando se actúa con lógica previamente, se juega con inteligencia en el partido y se confirman los (buenos) resultados.

Ayer se vio a Carmona en estado puro, desplegando su esencia y, sobre todo, jugando en -y conlibertad. Y ahí donde reside el quid de la cuestión. Como el resto, Carmona jugaba encorsetado desde hace jornadas; fue condenado a ver cómo el balón lo pateaba Barba desde el área de Diego Mariño y llegaba a la del del rival con la intención de que fuera cazado por Santos o Stefan, sin que los que estaban en la banda o en el centro del campo pudieran tocarlo.

A menudo nos complicamos, queremos hacer difícil lo que, en realidad, es muy sencillo. El fútbol requiere de una lógica básica, una apta para todos los públicos. Es sota, caballo y rey. Y cuando el rey de (la) Baraja despliega sus encantos, el triunfo del cortejo está asegurado. Carmona disfruta ejerciendo de ‘Don Juan’ con el balón: lo mima, lo cuida y lo hace sentir especial. Y esto es premiado por el fútbol… Pese a quien hay quien vence sin demasiadas caricias al esférico, éste sonríe a quien vela por él. Estamos hablando de una carrera de fondo, de una relación seria con vistas a largo plazo, pero también de un galanteo poco inocente que busca un matrimonio de conveniencia. Sin balón no hay paraíso, no hay goles, no hay victorias, no hay ascensos, no hay títulos. Es el Dios al que todos apelan y al que todos anhelan. Y bien saben los creyentes que a Él le gusta enviar a ‘los elegidos’ para transmitir su mensaje. Carmona es uno de ellos. Y por el camino se ha encontrado con unos aliados de lujo para cumplir con su obligación: Nacho Méndez, Michael Santos y Rubén García son algunos ejemplos.

Si hay algo evidente es que cuando el Sporting de Gijón quiere jugar bien, sabe hacerlo. Y para ello tiene al alumno sobresaliente en la materia: Carlos Carmona Bonet.

Written By
More from Paula Martín

COMUNICADO OFICIAL

Miércoles, 30 de noviembre de 2016 La Magia del Brujo anuncia mediante este...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *