Susana Leo: ¿por qué eres sportinguista?


Desde el principio hemos querido dar una determinada forma a las historias publicadas en la sección “El Encuentro” con la intención de que llevaran todas una misma línea, pero hoy hemos considerado que esta debe ser dada a conocer como nos llegó a nosotros. Disfruten… porque, la historia de esta mujer sportinguista, no tiene desperdicio.

Se llama Susana Leo… Y aquí comienza su historia.

“Mi pasión por el Sporting comienza desde bien pequeña. Mi hermano jugó durante muchos años en las categorías inferiores del Sporting, y mi padre, aparte de su empleo en una conocida fábrica de Gijon, trabajaba los fines de semana en una cantina de El Molinón. Así que mi infancia transcurre gran parte entre Mareo y, por supuesto, los domingos en El Templo.

Antiguamente, los partidos eran los domingos a las 17:00h y los trabajadores de las cantinas tenían que estar allí dos horas antes. Así que, yo accedía al campo por la puerta de personal con mi entrada y acompañada de mi padre. Él y sus compañeros tenían que tener todo listo para cuando se abriesen las puertas. Me dejaba sentada en las gradas, que todavía estaban totalmente vacías, con una bolsa de patatas. Dos largas horas en las que disfrutaba como lo que era: una niña. Observaba cada milímetrohermano de Susana Leo del estadio, cada centímetro del césped hasta que, poco a poco, pasaba de estar sola a estar rodeada de miles y miles de incondicionales y fieles sportinguistas.

Así se forjó un sentimiento, una pasión… mi pasión por el Sporting de Gijón.

Como anécdota, os voy a contar como mi padre, orgulloso aun a día de hoy, dice que el coche que tenía entonces (un Ford Fiesta de la época) fue el coche mas internacional de Gijón. Él siempre que podía acercaba a mi hermano a los entrenamientos a Mareo y a la hora de volver a casa ese Ford Fiesta se llenaba de críos y no tan críos (si no tenían con quien volver, él se ofrecía a llevarles)… entre ellos estaban: Manjarín, Abelardo, Luis Enrique o Juanele.

En cuanto al partido que más recuerdo: supongo que por lo que supuso y por el ambiente vivido en la ciudad, es el de la promoción contra el Lleida que nos dio la permanencia en Primera.

Esta es una pizca de mi historia Sportinguista, espero que os guste”.

[La foto que adjunta Susana tiene como protagonista a su hermano en el Mundialito Infantil de Caracas en Septiembre de 1986].

Written By
More from Paula Martín

El dúo hispano-colombiano: Luis Hernández y Bernardo Espinosa

Prometí hacer un artículo de cada jugador. Individual. Pero se me antoja...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *