Rachid: viviendo su momento

Da igual a quién preguntes, que siempre te dirán lo mismo: “tienes que estar preparado para cuando llegue tu oportunidad”. Así es. Probablemente esa bendita oportunidad te pille en un mal momento, quizá echando en falta más confianza en ti mismo o dudando de si realmente estás hecho dedicarte a esa pasión por la que has cambiado tu vida. Son esas crisis personales que todos tenemos… y que en un mundo como el fútbol se ven y se acentúan aun más.

Rachid Ait-AtmaneCreo que esto es lo que le ha sucedido a Rachid. Su oportunidad real ha llegado en uno de esos momentos de dudas… porque la temporada pasada apenas pudo jugar y este año, después de dar el salto a Primera División, y por una serie de circunstancias ajenas, no solo le ha llegado, sino que la ha aprovechado y se está afianzando en el once titular. Esto último creo que tiene una clave, un nombre propio: Sergio Álvarez. Su vuelta le ha proporcionado al francés seguridad en el campo y un cierto desparpajo que hasta ahora no se le había visto. Se complementan muy bien. Uno apuesta por el orden y el otro por la creación de juego. Forman una sociedad de construcción de juego, estabilidad y orden que el equipo ha sabido aprovechar al máximo.

Rachid está en un momento fantástico: ofrece su mejor cara individual, como la pasada jornada frente al Valencia en esa fantástica jugada individual, y también aporta lo que demanda el equipo o el partido en el aspecto colectivo. Creo que ha dado un salto en su crecimiento personal. Y que, por fin, él mismo cree que es un gran futbolista, que tiene calidad que aportar al equipo y que puede ser clave en los partidos del Sporting. Y cuando un buen jugador alcanza ese nivel de confianza que necesita, se empieza a mostrar tal y como es realmente; se permite a sí mismo mostrar la magia que guarda en sus botas y, al resto, disfrutarla; se atreve; se siente con fuerza… En definitiva, nos permite conocerle como futbolista.

Ahora estamos conociendo al verdadero Rachid Ait-Atmane. Y, amigos, es un auténtico placer.

No hay mejor mérito que aprovechar las oportunidades. Píndaro.

Written By
More from Paula Martín

QUIQUE SETIÉN: “SIGO SINTIÉNDOME FUTBOLISTA”

Le gustaría ser futbolista eternamente. No puede vivir despegado del balón. Remarca...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *