La grandeza del talento natural

Una de las cosas que más me gustó que dijo Paco Jémez en la entrevista fue que en su época lo primordial era el talento natural y que ahora el talento es modificado. Y es verdad. Nadie puede negar que, por ejemplo, ver jugar a Neymar es una auténtica delicia, pero él no es solo su talento natural, sino lo que genera su imagen, su club, etc. Es más, seguro que hay muchos cracks del fútbol ‘perdidos por ahí’ porque solo son buenos para mimar al balón, pero no poseen ese ‘plus’ que ahora se necesita para triunfar en el fútbol: la capacidad de vender.

Después de reflexionar sobre lo anterior, pensé en ‘Los Guajes’. Uno a uno. Y casi ninguno me encajaría en ese perfil de futbolista actual. Quizá por eso los infravaloran. Quizá por eso están en Primera, contra el pronóstico de muchos. Quizá por eso tienen la admiración de ‘su gente’ a pesar de la mala racha actual. Quizá, por eso, son la esperanza rojiblanca. 

Los GuajesDesde hace unos cuantos años, no solo en el Sporting sino en el fútbol en general, se busca ese perfil de jugador que marque goles, que los pare o que defienda bien, pero que, además, venda camisetas, sea una figura clave para la prensa, tenga ese ‘don’ frente a la cámara para así hacer de la marca -que es lo que son actualmente los clubes- un perfecto reclamo publicitario. Pero… ¿se imaginan a Jony, Sergio, Carlos Castro o Pablo Pérez anunciando Nivea? ¿Se los imaginan siendo imagen de Jack&Jones? ¿Y creando su propia marca de ropa interior? Sí, solo de pensarlo asusta. Y no por ellos, sino porque su grandeza reside en lo humilde, en lo natural, en lo innato, en ese aroma tan ‘made in Asturias’. Porque, estos guajes, así como Asturias, son un ‘paraíso NATURAL’. Y eso no vende. Y yo que me alegro… porque si no, muchos de ellos se perderían por el camino. Como ha pasado en tantas ocasiones, aunque prefiero no dar nombres por respeto.

La grandeza de estos guajes es hacer posible lo imposible con el trabajo, el talento y el acento asturiano. Posiblemente, dentro de unos años cuando alguien acuda a la hemeroteca no encontrará en anuncios publicitarios a ningún miembro de la plantilla del Sporting, pero sí verán escrito su nombre en la historia del club… y del fútbol español. Y, amigos, esto es lo que realmente merece la pena. Lo que realmente sueñan desde pequeños. Lo que merece ser aplaudido. Y, lamentablemente, lo que no ocupa espacio en las noticias deportivas.

Pero, ustedes, señores del fútbol-negocio, sigan a lo suyo, que en Gijón se seguirá disfrutando de la fábrica… de Mareo. Ellos: personas que son futbolistas, que no es lo mismo que ‘futbolistas que son personas’. No lo entenderán, pero es mejor así.

“Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento; hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio”. Henry F. Amiel

Written By
More from Paula Martín

TODOS SOMOS ÉL

Todos somos él… porque uno de los grandes valores humanos es la...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *