He firmado la paz con Burgui

Os voy a contar una anécdota. Quizá alguno de vosotros la conozca ya, si no recuerdo mal, algo comenté cuando Burgui fichó por el Sporting.

Como sabéis, soy de Salamanca, así que desde bien pequeña -hasta que unos cuantos decidieron acabar con la UDS-, El Helmántico fue mi refugio futbolero. Allí vi a muchísimos equipos jugar, entre ellos el ya inexistente Real Madrid C. Allá por 2013, Burgui jugaba aun allí y su visita a nuestro estadio no será recordada para bien en tierra charra… Los unionistas -entre los que me incluía- entendimos que provocó a la afición en la celebración de un gol. Y el estadio se volcó en de contra él en los minutos restantes del partido y después en Twitter… En fin, lo que empieza a ser -lamentablemente- habitual en nuestro fútbol. Desde entonces, le hice “la cruz”. No me importaba su calidad con el balón -que la tiene-, solo podía recordar aquella tarde al verle sobre el césped.

Hace unos días pude hablar con Burgui. Le conté mi opinión sobre él, lo que había sucedido aquella tarde y que tenía que hacer mucho bien al Sporting para ganarse “mi perdón”. Me explicó que aquel día hubo una confusión: él no mandó callar a la afición, sino a un jugador de la UDS que le había increpado en una acción. Recuerda “la que se lió aquel día”, cuando la grada le llamó de todo menos bonito… y me contó que su familia estaba allí, incluso su abuela. Después de saber que todo fue una confusión y que, además, su familia tuvo que escuchar cómo se acordaban de todos ellos, y no para bien, me sentí fatal.

Después de tres años y con Burgui en ‘mi’ Sporting, sé lo que pasó realmente esa tarde fría en El Helmántico. Y ahora puede empezar la temporada, que yo ya he solucionado mis problemas con el extremeño. Ya hay paz entre nosotros. Ahora… a darlo todo en El Molinón.

Bienvenido, Burgui.

Written By
More from Paula Martín

VIDALES: “LA RAÍZ DEL SPORTING ES MAREO”

Javier Vidales es un hombre de fútbol. Un hombre que aplica todo...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *