Fútbol y vida, por Javier Vidales

Francisco Javier Vidales El sexto “invitado” es un hombre de fútbol. Uno que aplica todo lo que sabe del fútbol a la vida y viceversa. Un hombre que vive por y para este deporte. Un entrenador que puede decir con orgullo que ha entrenado a jugadores que están dibujándose un bonito y exitoso futuro. Él es Javier Vidales. 

Autor: Javier Vidales – Entrenador

Un equipo de verdad, una familia. Como siempre, de la vida al fútbol y del fútbol a la vida. Esta es mi manera de sacar conclusiones válidas de todo lo que tengo que resolver en mi vida o en el fútbol.

Cuando tengo un problema en el fútbol, busco la solución a través de encontrar situaciones con un marco parecido en la propia vida. Y cuando tengo cuestiones que resolver en mi vida, reviso en mi proceder con el fútbol para resolver ese inconveniente, que tiene siempre un punto de encuentro basado en la naturalidad y sencillez de las cosas y no en las complicaciones que surgen de las propias personas y no del fútbol o de la vida.

Qué es un equipo, cómo se hace equipo, con quién se puede formar un equipo… es lo mismo un equipo, que un buen equipo, que… UN GRAN EQUIPO. Cómo se logra formar un equipo, cómo se logra mantener un equipo, cómo se consigue llevar al éxito a un equipo. Importan los componentes, importa el líder, importan los objetivos comunes… o importa todo en su justa medida.

¿Existe un equipo en la historia de la humanidad capaz de todo?, ¿uno que nunca se resquebrajará?, ¿que logrará siempre sus objetivos?… Diría que ni el equipo del mejor líder en la humanidad, Jesucristo, consiguió evitar ser pasto de lo que destrozó la mayor fuerza de un equipo, la fidelidad, la lealtad, sin condiciones. Partiendo de este dato, sacado de la Última Cena y lo que vino a continuación: con traiciones, con huidas, con negaciones de ser de ese equipo… ¿Qué líder puede pretender querer ser más persuasivo que quien nació para ser seguido?

En el fútbol como en la vida, las personas que tenemos la suerte y responsabilidad a la vez de ser líderes o creadores de equipos, debemos entender que si esperamos lealtades sin límites posiblemente nos frustremos, pero eso no ha de significar que no busquemos el conseguirlo con todas nuestras fuerzas. También debemos hacernos un montón de preguntas que encuentren respuestas para actuar de la forma más conveniente para armar el mejor equipo posible. Elegir a los mejores y colocarlos en el sitio adecuado para explotar sus mejores capacidades. Repartir tareas y responsabilidades dentro de un plan general que es el del equipo. Dar valor y reconocimiento a cada trabajo realizado, pero teniendo siempre como epicentro de todo análisis lo que necesita el equipo. Ser justo con quien le da al equipo. Esto será la mejor invitación para que todos quieran aportar al EQUIPO. Diferenciar a quien trabaja como una ‘hormiguita’, sin hacer ruido, de quien solo está cuando va a ser visto y, además, mete ruido para llamar la atención… y no precisamente por dar a su equipo. Diferenciar a quien ayuda al equipo a ser mejor de quien solo vive del equipo.

Cualquier líder en el fútbol o en la vida depende de tener un gran equipo. El equipo es armado por ese líder, que sirve de guía, que ha de ser justo con las personas que realmente le dan al equipo (a estas les dará así mas motivos para seguir así y al resto con ello les estará diciendo lo que hay), ha de ser implacable con quien quiera servirse del equipo y agradecido con quien se entrega… Un gran equipo nace de un líder, de sus ideas, de sus acciones, de sus decisiones… Y ese líder necesita un gran equipo para conseguir los objetivos… y ese gran equipo necesita del liderazgo de esa persona inteligente, decidida, detallista y sobre todo: justa.

Autor: Javier Vidales – Entrenador

Written By
More from Paula Martín

HIPÓTESIS ROJIBLANCAS

Patrocinado por Clínica Arnaiz.
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *