EL SPORTING DE EUROPA

El Sporting de Europa

Con la fe sin decaer después de años de censura, el Sporting se soltó el corsé nacional y dio el salto a la competición de la UEFA por primera vez en su historia. Esta Transición se convirtió en el Vals que ni la querida Michele de José Vélez podría olvidar. Este hito se confirmó como la auténtica Movida que a la Rana Gustavo le habría encantado narrar. Eso sí, no se alargó tanto como el culebrón de Dallas… Y es que los geyperman de Vicente Miera se tomaron al pie de la letra el “¡Corre muchacho ya, no te detengas más!” de Orzowei. Sin duda, este debut internacional se convirtió en el juego reunido favorito del sportinguismo. En este contexto, el 13 de septiembre de 1978, el Sporting de Gijón, ‘El Gijón’ en las crónicas de la época, firmó con la huella de sus botas en Europa.

Aquella noche, el otoño asomaba tímidamente en Gijón al mismo tiempo que el verano daba sus últimos coletazos en la playa de San Lorenzo. Los allí presentes recuerdan el día como uno de esos que bien podrían considerarse excepcionales en tierra astur: temperatura óptima y un viento que respetaba la gesta.

‘El viejo Molinón’ rozó el lleno a pesar de los altos precios de las entradas… Tenía que ser un gran día para el club asturiano y su afición y lo fue. La Mareona ya ejercía entonces como mecedora de su equipo cuando éste lo requería. «El público fue magnífico. Animó a sus colores con un comportamiento ejemplar» afirmó Michel Cagnion, delegado de la UEFA y presidente de la Federación Francesa de Fútbol.

Mientras se fraguaba la Constitución, el Sporting dio el salto a Europa gracias a los goles de Ferrero, Quini y Morán. Pero se topó con Woeher, el árbitro, que intentó anular el asedio ofensivo del club dirigido por Miera. El técnico reconoció que el resultado «fue corto» teniendo en cuenta la labor desempeñada por los suyos. Precisamente así se percibió desde fuera por el ya mencionado Cagnion, que se marchó sorprendido ante el despliegue de fuerza que habían mostrado los gijoneses y con la intuición que poseían para el remate. El francés auguró, en aquel momento, un buen futuro en Europa para el Sporting…

ABC, periódico de tirada nacional, hacía especial hincapié en el juego de los asturianos: «Fútbol rápido; firme en defensa, cediendo terreno en la zona central para buscar la contra». Una descripción que se entiende perfectamente si repasas los nombres de los futbolistas que formaron ese once inicial -y los mismos que acabaron el encuentro ya que el técnico no realizó un solo cambio-: Castro; Redondo, Rezza, Ciriaco, Cundi; Joaquín, David, Uría; Morán, Quini, Ferrero. Once nombres que llevaban el oro de la categoría en las botas y que, en la mayoría de los casos, compartían denominación de origen de la tierrina.

Cuatro décadas han pasado desde la puesta de largo europea del Sporting… Y apenas existe todavía la sombra de lo que fue el Sporting entonces. Así le ha sucedido también a equipos con los que compartían cartel en Liga. Esa temporada, el Sporting fue subcampeón de Liga y visitó, entre otros, a la Unión Deportiva Salamanca, Hércules, Burgos, Racing y Recreativo de Huelva. 

Los sabios de la vida, que de esta saben mucho, a menudo repiten: «De aquellos barros, estos lodos». Bendito barrizal, porque la mezcla de tierra y agua que se vivió en Gijón fue la resultante de unir a los virtuosos ‘made in Mareo’ con algunos foráneos de máxima calidad. Y bendita sea también la lluvia que hidrató el césped de El Molinón cuarenta años atrás.

La época dorada del Sporting de Gijón no fue un espejismo ni tampoco el fruto de un instante de suerte, sino el resultado de apostar por una idea clara de club, equipo y juego. El ‘Sporting de Los Guajes’, salvando las distancias, fue la oportunidad -en época de los Fernández- de volver a sentir el equipo como algo propio, intrínseco y natural. Pero ya no hay barro ni lodo, ni siquiera lluvia… y mucho menos sol. Se ha instalado una nube permanente y amenazante que impide albergar cualquier tipo de esperanza. Ya lo dijo el Rey Salomón: “Nada nuevo bajo el sol”… porque directamente ni existe.

 

Fuentes de datos & fotografías: La Nueva España; El Comercio; ABC; El País; Cihefe. 

Written By
More from Paula Martín

LORA: “QUIERO RETIRARME EN EL SPORTING”

Si el sportinguismo fuera persona, sería él. Si el brazalete tuviera un...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *