Cuando te vuelva a ver, Jony

JONY RODRÍGUEZ
Foto: LNE

“Amigo mío, aunque no estés… Te lo contaré todo cuando te vuelva a ver“. Pero tengo la mala costumbre de no esperar a que ocurran las cosas, sino hacer lo posible para que ocurran antes… así que, prefiero contarlo ahora con la esperanza de no tardar en volverte a ver, Jony. 

A veces elegimos un camino con el convencimiento de fraguar un nuevo presente, además de un prometedor futuro. Pero lo que no sabemos es que, en muchas ocasiones, esas elecciones guardan cambios y otras se convierten en la demostración de que convertirse en ‘hijo pródigo’ puede ser la mejor opción para ambas partes. Y, además, la esperada por toda la familia. No son errores, son lecciones. Es el poder saber cuál es tu sitio y a quién necesitas al lado. Y esto aumenta más aun cuando tu sitio es sinónimo de hogar. ¿Y esto que implica? La certeza de que los golpes serán menos duros, porque siempre habrá alguien que te arropará; la satisfacción en los aciertos, porque el corazón manda; y una energía abrumadora para abrir nuevos cauces, porque ya sabes qué es salir ahí fuera.

Hace unos días se planteó la posibilidad del regreso de Jony a Gijón. Él es uno de los que siempre han de tener la puerta abierta. Y el que nunca cerró la posibilidad de volver… Sinceramente, solo pensar que El Molinón volvería a disfrutar de una banda izquierda custodiada por el de Cangas del Narcea, emociona.

¿Quién no se identifica con sus lágrimas cuando se ascendió? ¿Y en la permanencia? ¿Y a quién no le dolió verle vestido con la indumentaria del Málaga? ¿Quién no sintió rabia, impotencia y dolor al ver cómo le cambiaban sin apenas haber concluido la primera parte en su reencuentro con el Sporting? ¿Y quién no sintió un cosquilleo de nostalgia en el estómago al ver las imágenes junto a sus compañeros en la previa del encuentro? ¿Acaso alguien se ha olvidado de sus cabalgadas por la banda, de sus asistencias clave y de sus oportunos golazos? ¿No echáis de menos su declaración de amor a la grada cuando celebraba un gol? ¿Alguien no cree que él sería el mejor fichaje, el que devolvería la luz al Sporting?

Ojalá ese largo camino por recorrer sea el de Málaga hasta Gijón. Ojalá su regreso se confirme. Por su bien y por el nuestro.

¿Cuándo te volveré(mos) a ver, Jony? Gijón te espera y tú también lo anhelas. En el fútbol, como en el amor, jamás un clavo saca a otro clavo, porque siempre habrá una comparación que dé muchas más licencias al corazón. Y en el dictado del corazón… el Sporting manda siempre. Es ese ‘algo’ que tiene el primer amor que nunca se olvida. Y lo de Jony y el Sporting siempre fue amor a primera vista. 

Y ahora vean este vídeo, escuchen la letra y su relación con las imágenes. Porque la música es vida. Y la vida es fútbol:

Written By
More from Paula Martín

EL VUELO DEL PORTERO

Tienen pies, pero prefieren transformar sus manos en alas que puedan desplegar...
Read More

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *