Burgui, créetelo

BURGUI
BURGUI

Todos tenemos momentos de dudas. Momentos en los que nos miramos al espejo y decimos: “¿Ese soy yo?”. Y pese a que no sabemos cuándo volveremos a ser nosotros mismos, solo podemos seguir intentándolo, cada día más fuertes y nunca al contrario. Precisamente estos momentos son cuando debemos convertir los errores en oportunidades. Porque, ¿cuántos han vuelto más fuertes después de creerse derrotados? Y es que la clave está en el verbo -‘creerse’-, que no es lo mismo que ‘estar’. ¡Nada que ver!

¿Y qué se puede hacer? Parece que seguir la rutina ya no sirve, que retarse a uno mismo empieza a ser insuficiente y, además, sientes cómo los demás intentan arroparte más a ti que a ellos. Solo hay una posibilidad: revertir la situación. Y esto no entiende de palabras, solo de hechos. Dicen que para que algo ocurra hay que imaginarlo mucho, algo así como ‘invocarlo’.  Y nuestra esencia vendrá a la llamada, no cabe duda, porque te estás llamando a ti mismo, algo que es tuyo, que guardas en ti,  que te pertenece, que está, que sientes y que necesitas. Porque tu talento está ahí. Solo necesitas reencontrarte, aunque a veces perderse sea la única manera de hacerlo. Creértelo. Siente que vuelves a ser tú. Piensa que lo conseguirás. Entiende que ese talento está escondido entre la confianza y tu propia seguridad… Haz que esos aspectos salgan a la luz.

Eres el mismo de antes. Solo necesitas recordarlo. Volver a sentir que eres capaz de hacer lo que has hecho… Incluso como rival al que ahora es tu club. Eres tú el que parece tener un imán para llevarte contigo al rival. Y el que tiene una capacidad asombrosa para esconder el balón. Un control del esférico exquisito. Una velocidad que ya la quisiera para sí mismo el viento. Una gran aptitud para encarar a los defensas y para engañar al portero. Y un don para hacer eslálones.

Dicho todo esto: adelante, Burgui. Eres el mismo. Desbloquea e introduce de nuevo el ‘pin’. Sé quien eres. Y brilla con fuerza. Está en tus botas la aptitud… y en tu cabeza la clave para cambiar la actitud.

“El hombre se convierte a menudo en lo que piensa de si mismo. Si yo sigo diciéndome a mi mismo que no puedo hacer algo, es posible que termine siendo incapaz de ello. Al contrario, si tengo la creencia de que puedo hacerlo, seguramente adquiera la capacidad de hacerlo, incluso si no puedo al principio”. Gandhi.

 

Written By
More from Paula Martín

EL MÉTODO HERRERA

Paco Herrera es, al menos a priori, el entrenador que necesita el...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *