ÁLEX MENÉNDEZ: “PRECIADO Y CLEMENTE HAN SIDO MIS ENTRENADORES MÁS IMPORTANTES”

Desde pequeño sintió la llamada del rojiblanco. Y lo vistió y defendió durante trece años. Se siente más que orgulloso de haber formado parte de la familia de “El Sporting de Los Guajes”, pero aun duele un adiós que él no decidió. La suerte le dio la espalda en su corto periplo en Girona, pero el sol, como bien decía su admirado Preciado, volverá a salir para él.  Cree que el futbolista nunca quiere retirarse y no quiere separar nunca su camino del fútbol. Es un ejemplo de humildad, sencillez y talento. Él es Álex Menéndez.

¿Por qué fútbol?

Me gusta desde que tengo noción de la realidad. Es un deporte que me apasiona.

¿Quién le inculcó ese amor al fútbol?

Mi padre. Siempre íbamos a jugar al parque.

¿Qué significa para un sportinguista jugar en el Sporting?

Desde pequeño, antes de llegar a Mareo, ya me tiraba el rojiblanco. Y para un niño que llega allí su objetivo siempre es ir subiendo vestuario a vestuario para llegar al primer equipo. Es muy complicado y sufrido, pero yo tuve mi recompensa… Pude jugar en el primer equipo y disfruté de unos años maravillosos, un ascenso y una permanencia.

¿Qué tiene de especial Mareo?

Creo que el hecho de que el Sporting es un un equipo de cantera. Te inculcan que siempre has de defender los colores del club y que has de dar ejemplo porque es un club señor. Y también que hay que tomar ejemplo de los jugadores del primer equipo.

¿Qué entrenador le ha marcado?

Te podría decir algún nombre en concreto antes de llegar al Sporting, pero en Mareo todos me han aportado algo. Eso sí, siempre destacaré a Manolo Preciado, que es quien me hizo debutar en Primera División en Copa del Rey. Y después a Clemente. Son los que destaco.

Es de los pocos que guarda buen recuerdo de Clemente…

[Ríe]. A mí me hizo debutar en Liga…

Se habla mal de Clemente, pero contó con algunos jugadores del filial como usted o Formose Mendy.

Llegó en una situación muy difícil y optó por tirar de la cantera. Yo tuve la suerte de contar con su confianza… Siempre le agradeceré que me hiciera debutar en la máxima categoría del fútbol español.

¿Alguna vez se planteó una alternativa al fútbol?

Me gustan los deportes en general, pero mi objetivo siempre fue el fútbol. Estoy contento por el camino que elegí.

¿Seguirá ligado al fútbol cuando se retire?

Sí… Una vez que te dedicas al fútbol, este pasa a ser mucho más que un deporte. Es una vida que te atrae. Quiero seguir vinculado a él, pero ahora mismo solo pienso en recuperarme y volver a jugar… ¡Y hacerlo muchos años más! [Ríe]. Cuando llegue la hora de retirarme ya lo pensaré…

¿Qué significó para usted la etapa de “El Sporting de Los Guajes”?

El equipo actual es bastante diferente al Sporting de Los Guajes. Creo que el equipo teníamos era fantástico, un grupo que costó mucho construirlo y del que estoy muy orgulloso. Fueron dos años difíciles pero buenos. Estábamos muy unidos, siempre nos ayudábamos unos a otros. Sinceramente, estoy muy contento de haber formado parte de ese grupo.

¿Le hubiera gustado que se mantuviera el mismo equipo?

Totalmente… ¡Y a mí me habría encantado seguir! Tenía muy buena relación tanto con los que se han quedado como los que se han ido. Pero el fútbol es así: unos van y otros vienen, nunca se sabe qué ocurrirá. Éramos una familia.

¿Volvería al Sporting?

No tomé la decisión de irme y la posibilidad está ahí. Evidentemente me gustaría volver a vestir la camiseta del Sporting. Es el club de mi vida. Pero ahora mismo no pienso en ningún equipo, solo quiero recuperarme y estar bien lo antes posible.

¿Cómo afronta la lesión? ¿Qué se dice a sí mismo para superar este difícil momento?

Han sido un par de meses muy complicados. Ahora mismo -cuando se hizo la entrevista- llevo dos meses y una semana de lesión. El peor momento fue la semana siguiente de que me lesionara, allí en Girona. Ha sido la peor época de mi vida. No le deseo está situación a ningún jugador… Espero que todo salga a la luz, que mi verdad se demuestre. Ahora estoy más animado, el primer mes es el peor. Ya estoy empezando a hacer cosas con el doctor… así que estoy más contento.

¿Pensó en algún momento en abandonar el fútbol?

¡En ningún momento! Los futbolistas no pensamos nunca en retirarnos… [Ríe].

¿Echa de menos el apoyo de alguien durante la recuperación?

No, la verdad. Estoy muy contento con mi entorno, con la gente que me cuida y me anima. Me siento muy afortunado.

Valdés, cuando sufrió su misma lesión, afirma que sintió cómo el fútbol te aparta. Eres un lisiado y ya no sirves, decía. ¿Usted lo sintió también?

Sí, la verdad. Los primeros días en Girona fueron terribles. Y menos mal que mi familia me ayudó mucho. En Asturias no me ha faltado de nada, empezando por Mareo, tanto compañeros como médicos. Me ven todos los días. Sinceramente, me siento tan afortunado… No sé ni cómo agradecérselo. En el futuro tengo que pensar cómo agradecerlo… Algún día se lo devolveré [Ríe].

Hace más fácil la recuperación, sin duda.

Y tanto… Mucho más fácil. Te ayudan y te animan muchísimo día a día.

En los últimos años su lesión se ha repetido mucho, ¿cree que es por algún factor o simplemente casualidad?

Sinceramente, no te lo sé decir. Pero sí es verdad que últimamente ha habido muchas lesiones así. Sí es verdad que cada día se entrena más, la intensidad de las sesiones de preparación aumenta… y esto también aumenta el ritmo de lesión, porque vas al límite tanto en entrenamiento como en partido. Pero no, no te sé decir si serán las botas, los campos, los entrenamientos… Pero creo también que todos nos lesionamos alguna vez y son anécdotas del fútbol. Hace años una lesión de este tipo te retiraba, pero ahora en seis o siete meses estás como un avión. Por lo menos, tengo que estar agradecido de haberme lesionado en esta época [Ríe]. Evidentemente nunca se agradece una lesión, pero con los métodos rápidos que hay ahora…

Y también hay que trabajar la prevención, ¿no? Gonzalo Revuelta, el médico del Sporting, dijo en Construyendo El Juego 2016, que en el Sporting este aspecto se trabaja mucho.

La prevención para las lesiones es fundamental. Hay que calentar y moverse mucho antes del entrenamiento y sobre todo el tren inferior, para proteger las rodillas. Pero las lesiones nunca se sabe cuándo pueden venir. Hay que tener suerte. Espero que este año no se lesione nadie más de la rodilla en Primera, Segunda ni en ninguna categoría… [Ríe].

¿Una lesión te devuelve al punto de partida?

Sí, siempre te hace reflexionar. Te recuerda que has de cuidar y proteger tu cuerpo. Una lesión de gravedad te cambia la mentalidad.

Actualmente, las reconversiones en el fútbol son cada vez más habituales. ¿Es más difícil aprender a defender o a atacar? Por ejemplo, un extremo a lateral, como su caso. 

Yo creo que depende del estilo de juego. Si el juego es más ofensivo se puede variar. Por ejemplo, De Marcos antes jugaba más arriba y ahora es lateral derecho. Y al revés también hay casos. Son posiciones similares, pero creo que depende sobre todo del sistema de juego de cada equipo.

Tanto usted como Isma López se adaptaron rápido, ¿cómo lo vivió?

Un día te dicen que tienes que jugar en esa posición y lo intentas hacer lo mejor posible. Hay que mejorar cada día, claro.

Usted tiene regate, buen pase, defiende, es bueno en el ataque e incluso tiene gol… ¿Todo esto se entrena o es innato?

Creo que los futbolistas nacen sabiendo que serán futbolistas. Pero todos entrenamos para mejorar. Y no hay nadie que no siga mejorando día a día… ¡Incluso Messi! [Ríe] . Un jugador nace con una serie de cualidades, pero hay que trabajarlas y explotarlas en cada entrenamiento.

¿Son como diamantes en bruto entonces?

[Ríe] ¡Sí, algo así! Pero los diamantes cuestan más que nosotros… [Ríe].

¿Qué consejo le daría a los niños que le han visto crecer como profesional y que quieren seguir sus pasos?

Les diría que se tomen cada entrenamiento muy en serio, que intenten mejorar continuamente y que permitan que los entrenadores les ayuden.  Son ellos los que, si tienen alguna cualidad, lo verán. Que nunca dejen de trabajar y que mantengan la ilusión de llegar al primer equipo siempre, porque esto les llevará al triunfo.

Written By
More from Paula Martín

Luis Morán: “El ascenso con el Sporting es lo mejor que me ha pasado”

¿Por qué futbolista? Desde pequeño me gustó el fútbol. Empecé desde muy...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *