UN CENTRO DE CAMPO IDEAL

Sporting de Gijón
Foto original: © La magia del Brujo

Se habían amontonado sin sentido, como siempre cuando empiezo a escribir, las primeras letras de esta columna y de repente me vino un verso musical a la cabeza: “Me suena a grande… Los imposibles también existen”. Después de imaginar un centro del campo poblado por tres hombres de fútbol, el verso resonó en el eco de mi memoria. Así se (des)dibujó la distopía en la que se ha convertido la futura alineación del equipo a día de hoy.

Y entonces volví a tararear, esta vez otra canción: “Un mundo ideal, un mundo en el que tú y yo podamos decidir cómo vivir sin nadie que lo impida. Un mundo ideal que nunca pude imaginar donde ya comprendí que junto a ti el mundo es un lugar para soñar. Fabulosa visión, sentimiento divino. Voy volando contigo hacia un nuevo amanecer…”. 

En el mundo (sportinguista) ideal, en el que ningún villano decidiría el cuándo, el dónde y con quién, se podría vertebrar en una medular con denominación de origen pintoresca: Avilés, Zamora y Luanco, que, lejos de ser grandes urbes, promueven la artesanía, el trabajo cuidado. Imagínense: Sergio protegiendo a su zaga y custodiando la espalda de su propia vanguardia; Cris Salvador organizando el juego y ordenando; y Nacho Méndez fabricándolo. Lástima que sea una auténtica quimera.

«Jugad más y aumentad el número de pases, que los voy a contar», les pedía Rubén Baraja a sus jugadores. Resulta difícil atreverse a jugar cuando las fichas del tablero desaparecen a golpe de ‘jaque mate’ ajeno. El riesgo es evidente. Pero no queda otra… Hemos venido a jugar. O a intentarlo. Que al menos las figuras de Cristian y Nacho sean innegociables para el desarrollo de la nueva estrategia.

*Escucha en audio la columna:

Written By
More from Paula Martín

UN SPORTING DE CAMPEONES

Más de cien goles en su haber. Una retahíla importante de plusmarcas en sus...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *